Nadie tiene derecho a armas nucleares

Las armas nucleares son las armas más destructivas de la Tierra.

Todo el mundo tiene las imágenes de Hiroshima después de la bomba almacenadas en su mente para siempre. Sólo piense en las muchas víctimas que se vaporizaron en la nada o en las que murieron lentamente como resultado de la radiación. Piense en el impacto en la Naturaleza y finalmente en el mundo entero.

La Naturaleza es un todo y dañarla en un lugar significa dañarla en todas partes. Si la Naturaleza es dañada, todos los humanos también lo son. Forman parte de ella (física y cósmicamente).

Las armas nucleares simplemente no deberían ser parte de la civilización. De hecho, no lo son. Son bárbaras. ¿Necesitaremos más desastres para que finalmente nuestros líderes se unan y decidan destruir las armas nucleares de una vez por todas?

¿Por qué un país tiene derecho a tener armas nucleares y otro no? ¿Quién le ha otorgado ese derecho a ese país? ¿Quién ha declarado a ese país moralmente superior a otros para permitirle desarrollar y tener armas nucleares? ¿Quién le ha dado el derecho a usar esas armas devastadoras?

Las armas nucleares no deberían haber sido inventadas en primer lugar. Son inhumanas hasta el extremo. ¿Cómo puede alguien cuerdo en su mente o cósmicamente sano causar tanta violencia y daño a la vida humana y a la Naturaleza?

La Naciones Unidas existen desde hace más de 75 años. La mayoría de los países quieren la paz para todos. ¿Por qué el mundo es rehén de algunos países que insisten en tener un arsenal nuclear? ¿Por qué la ONU no se ha convertido en una formidable autoridad moral que nadie se atreve a contradecir?

La ONU debería haber puesto más esfuerzo en el desarme estimulando masivamente la educación para la paz y el diálogo en todo el mundo. Atacando de manera penetrante las razones detrás de la guerra. Razones relacionadas con la política, la economía y las religiones. La autodeclarada superioridad de algunos de sus miembros debería haber sido considerada desde hace mucho tiempo primitiva y contraproducente. La igualdad debería haber sido la norma. Los valores humanos deberían haberse convertido en la guía para todos. Todos los países deberían estar convencidos ya de que es en su propio interés no tener ni usar armas nucleares. La salud cósmica – relacionada con la salud de la Naturaleza y, por eso, con la nuestra – es la única forma de salir de la actual mentalidad nuclear de algunos países.

De la misma manera, la energía nuclear tampoco debería haberse desarrollado. Piense en el desastre nuclear de Chernobyl y en las numerosas víctimas que causó no sólo en Ucrania sino en toda Europa como resultado de la lluvia radioactiva. Piense en la dificultad de distinguir entre los usos pacíficos y no pacíficos de la tecnología nuclear.

Las Naciones Unidas o una nueva organización a ser fundada debería haber reunido a los mejores cerebros, la mejor tecnología y las mayores finanzas para desarrollar proyectos comunes de energía verde sostenible que beneficien a todos, países ricos y pobres. Para que no haya guerras por la energía y para que se detengan la explotación y el abuso comercial (más información sobre el proyecto USE).

¿Por qué no han desaparecido ya las armas nucleares? ¿Por qué algunos países siguen desarrollando la energía nuclear? Por razones de dinero y por razones de poder. El dinero y el ansia de poder han reducido su humanidad y afectado su salud cósmica. La violencia, extrema en el caso de los ataques nucleares, se ha vuelto demasiado aceptable.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACY: tus datos quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACY: tus datos quedan en Danellandia

© Danellandia 2021