Carta a los líderes en Davos

Cada año, Davos, en Suiza, es el lugar donde se encuentran los líderes mundiales de muchos países.

Las reuniones que se celebran allí se refieren principalmente al “estado del mundo”. Pero nada cambia realmente porque el principal punto de partida es cómo mantener el capitalismo funcionando para una parte de la población mundial.

Si queremos cambiar realmente este mundo y hacer que cada persona sea tratada como un ser humano en cualquier país, el capitalismo necesita ser reformado o reemplazado.

El enfoque ahora está en el dinero y las finanzas. La política y la economía deben basarse en el respeto de los valores humanos. El respeto por las personas y el respeto por la Naturaleza son dos valores fundamentales que en la actualidad se descuidan o se violan con frecuencia por el bien de más dinero.

Carta abierta a los líderes mundiales en Davos

Queridos “líderes”,

Comencemos diciendo que no encontramos que “líder” sea el término apropiado para muchos de ustedes.

Demasiados de ustedes no nos están guiando realmente, sino que por el contrario hacen sufrir a muchas personas en todo el mundo. Lo que sigue lo aclarará.

Su política y su economía dejan a demasiados abandonados. Miren a la mitad de la población mundial viviendo en la pobreza. O miren a la gran cantidad de gente pobre que vive en los llamados países ricos.

Demasiados de ustedes están enfocados única o predominantemente en las finanzas o el dinero, en vez de en la humanidad o los valores humanos.

La prioridad número uno es el dinero y a menudo se juega con la gente o se la manipula como si fuera sólo números en las estadísticas. Sólo por el bien de los resultados financieros. Sin embargo, las personas son mucho más que números. Tienen sentimientos y merecen ser tratadas justa y honestamente.

Por lo tanto, la prioridad número uno debería ser la humanidad o los valores humanos.

A menudo nos preguntamos si muchos de ustedes saben lo que son los valores humanos.

¿Es definir la riqueza como “la capacidad de decirle al mundo que se pierda”, como dijo un grupo bancario global en un anuncio de una revista respetable? Poco tiempo antes de la crisis financiera y social de 2008.

 Gurús

Algunos de ustedes son considerados como gurús brillantes en finanzas, pero se supone que los gurús son hombres o mujeres de sabiduría y guía, especialmente a nivel espiritual. Su política y su economía no tienen a menudo ni siquiera la más mínima conexión con lo que se puede llamar espiritualismo. Aunque algunos de ustedes invocan la ayuda de Dios. Pero, muy a menudo, nos parece que se le trata como si fuera un producto de consumo.

Concentrar una enorme riqueza en manos de especuladores que pueden mantener la economía mundial como rehén mientras hacen poco o nada por los muchos millones de personas que viven en los países pobres no representa realmente una sabiduría o una guía.

Es una forma de violencia. La explotación comercial sigue estando muy presente, especialmente en los países menos desarrollados. Pero también en otros países. El dinero gobierna de manera suprema… Lo que resulta en enormes desigualdades y otras injusticias, así como en conflictos y cosas peores. 

Pagar poco a los países menos desarrollados por su mano de obra y sus materias primas, o no asumir sus responsabilidades sociales y medioambientales, o incluso ocultar su verdadera identidad, forman parte de la explotación comercial que es insostenible.

La fuerza motriz de la explotación es el dinero. Una vez más! Se le adora como un becerro de oro. El problema es que está podrido por dentro y que produce olores que dificultan, si no imposibilitan, la respiración de un número cada vez mayor de personas indefensas en todo el mundo. Las protestas sociales en todo el mundo son indicativas de esta creciente podredumbre.

Ciego y fuera de contacto

El dinero está cegando a demasiados de ustedes y les está haciendo perder el contacto con la humanidad.

Hagan de su congreso en Davos – y en otros lugares – una reunión sobre la humanidad y sobre una nueva forma de política y economía basada en los valores humanos. Eso haría que el cambio valiera un aplauso global.

La manera en que las cosas van hoy es como si todos nosotros estuviéramos a bordo de un tren que se dirige a un barranco con conductores o líderes que tienen las instrucciones de conducción equivocadas.

Es hora de cambiar las instrucciones. Es hora de cambiar a muchos de los líderes o al menos reeducarles para que dejen de ser títeres impulsados por el dinero y se conviertan en verdaderos líderes impulsados por la humanidad.

Lo siento, si hemos sido un poco duros. Puede que hayamos exagerado un poco, pero sólo queremos evitar que el tren se hunda en el barranco. Además, también nos preocupamos por ustedes. De hecho lo hacemos: todo el mundo está en el mismo tren.

El mayor capital

La mayoría de ustedes pueden ser excusados por lo que hacen. Han sido criados en lo que llamamos capitalismo. Sin embargo, el mayor capital que tenemos en la Tierra es su gente y no el dinero. Podemos reunir todo el dinero del mundo. Sin la gente no vale nada. Sin la Naturaleza tampoco.

Así que, por favor, aprecien el verdadero capital y releguen el dinero a la posición que merece: un mero medio y no un objetivo en sí mismo. Cuide de la Naturaleza y de las personas y utilice el dinero para obtener objetivos nobles y eliminar las políticas que dañan a las personas y/o a la Naturaleza.

Aprecien la humanidad y los valores humanos para crear un mundo en el que todos podamos disfrutar de vivir y del que podamos estar orgullosos cuando lo dejemos a las generaciones venideras.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACY: tus datos quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACY: tus datos quedan en Danellandia

© Danellandia 2021