Paz en el Espacio

El Espacio parece ser la nueva frontera.

La exploración del Espacio no debe conducir a nuevos conflictos y guerras. Por el contrario, debe regularse la exploración en el interés de la Humanidad en su conjunto.

La civilización en la Tierra ha pasado por una historia de desarrollos positivos y negativos.

Los avances tecnológicos han sido muchos, pero es triste ver que una gran parte de la población de la Tierra sigue viviendo en la pobreza y sin medios para llevar una vida aceptable.

A lo largo de la historia, millones de personas han sido asesinadas como resultado de la codicia, el ansia de poder, las creencias y otros factores creados por la Humanidad (política, economía, religión, sentimientos de superioridad,…).

Los países siguen compitiendo entre sí para dominar política y económicamente. Se siguen gastando miles de millones en guerras y otras actividades destructivas que provocan enormes daños en vidas y recursos.

La Naturaleza también está sufriendo mucho. Las economías, y con ellas la política, se centran demasiado en el crecimiento en términos de riqueza material.

La gente de todo el mundo está entrenada para convertirse en productores y consumidores de bienes en cantidades cada vez mayores. Pero, ¿es la cantidad lo que realmente necesita este mundo?

La cantidad en forma de sobrematerialismo está llevando a la Tierra a los límites de la sostenibilidad. La calidad de vida de muchas personas, incluso de los ricos, deja mucho que desear. El número de cánceres y otras enfermedades relacionadas con el exceso de consumo y la contaminación del aire, el agua, el suelo y los alimentos está aumentando drásticamente.

Más calidad

¿No sería mejor tener más calidad y menos cantidad?

No sólo a nivel del individuo, sino también a nivel de toda la población mundial como tal.

La exploración del Espacio está empezando a desarrollarse. Y de nuevo, la historia parece que va a repetirse, amenazando con convertir el Espacio en el nuevo campo de batalla de los países que intentan dominar a otros y tener acceso a más materias primas para alimentar sus economías centradas en el dinero y la cantidad.

Antes de permitir que esto ocurra, todas las naciones deberían establecer una carta de Paz en el Espacio para hacer de la exploración espacial la plataforma para remodelar nuestro planeta Tierra, analizando lo que su población y la Naturaleza necesitan para construir un futuro sostenible para todos. Y establecer reglas claras para evitar que el Espacio se convierta en un campo de batalla.

Exportar las carencias de la Humanidad al Espacio sería desastroso. Ningún país debería poder reclamar un trozo del Espacio para sí mismo, sino que debería formar parte de la mayor campaña de solidaridad (con las personas y la Naturaleza) en la historia de la Humanidad.

ABOUT

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACY: your data remain in Danellandia

CONTACT US

PRIVACY: your data remain in Danellandia

© Danellandia 2021