LLamado a la acción pacífica

Llamado a los ciudadanos, los gobiernos, los sindicatos, las asociaciones, las empresas…

En general, todo el mundo quiere lo mismo: tener una vida digna en un ambiente pacífico. Disfrutando de la vida con familiares y amigos…

¿Por qué seguir luchando entre sí en lugar de unir nuestras fuerzas para hacer de este mundo ese ambiente pacífico en el que todos podamos disfrutar de la vida?

Atraer a todos en todos los países del mundo

 ¿Realmente sabes lo que quieres?

¿Realmente conoces tus objetivos?
¿Puedes alcanzarlos sin lastimar a otros?
¿Puedes alcanzarlos sin dañar a la Naturaleza?
¿Es justo que alguien se haga rico mientras lastima a otros?
¿Es justo que los países se enriquezcan mientras dañan a otros países?

Todos queremos lo mismo

Todos los hombres y mujeres, con una mentalidad y actitud normales, quieren más o menos lo mismo, sin importar en qué parte del mundo vivan.

Quieren que se satisfagan sus necesidades básicas. Quieren tener un buen trabajo para ganarse la vida. Un trabajo donde sean tratados de manera justa y honesta.

Quieren vivir una vida aceptable. Quieren tener un techo bajo el cual refugiarse. Quieren tener suficiente comida y agua. Quieren poder enviar a sus hijos a la escuela. Quieren recibir atención médica cuando están enfermos …

Quieren ser felices junto con su familia y sus amigos. En un entorno sin amenazas, sin conflictos y sin guerra. Un ambiente donde se sientan como en casa. Donde sean respetados y donde puedan respetar a las otras personas también.

Un entorno donde las personas no sean juzgadas en función de su origen, sus posesiones materiales, sus riquezas, el color de su piel… En resumen, un entorno donde no se sientan excluidos.

Aldea global

Las tecnologías modernas han convertido el mundo en una gran aldea. ¿Pero qué tipo de aldea?

Una aldea donde los contrastes entre ricos y pobres son cada vez más intensos.

Una aldea donde algunos aldeanos se han vuelto ciegos y sordos debido al lujo extravagante y el glamour que los rodea, mientras que otros aldeanos mueren porque no tienen un poco de comida o agua.

Globalización

La globalización todavía se presenta como la solución a todos los problemas. ¿No se está convirtiendo en un fracaso?

Podría haber funcionado en un mundo solamente habitado por personas con una mentalidad y actitud normales.

Sin embargo, la globalización ha abierto la puerta a abusos flagrantes a una escala sin precedentes. Los trabajadores en los países de bajos salarios son explotados y tratados como ciudadanos de tercera clase o incluso peor. Los trabajadores en los otros países tampoco siempre son tratados de manera justa. En tiempos de crisis, aún mucho menos.

Aquellos que se consideran ciudadanos de primera clase y que poseen casi toda la economía mundial (Oxfam reveló recientemente que 86 personas poseen más de la mitad de las riquezas del mundo), a menudo no tienen la mentalidad adecuada para entender que explotar a los demás finalmente conduce a conflictos sociales. Y que ellos también se verán afectados al final.

Algunos países inundan a otros países con productos baratos (con frecuencia, productos de baja calidad), lo que dificulta la competencia de las empresas locales. Esto, a su vez, conduce a mayores niveles de desempleo.

Algunos economistas todavía ven la “ventaja competitiva” como la solución para todo. Sin embargo, ¿ciertos países no tienen una ventaja (enorme) basada en la explotación y el abuso de las personas y de la Naturaleza?

Uniendo fuerzas

Combatir entre sí a nivel local o nacional no tiene mucho sentido.

Tal vez obtendrás una pequeña victoria, pero ¿para qué sirve? Especialmente cuando sigues siendo un juguete o una marioneta en manos de algunos grandes jugadores que dominan la escena mundial y que son los verdaderos maestros de la economía y la política mundial.

Jugadores que elaboran las reglas ellos mismos. Reglas que están en sintonía con su mentalidad y actitud. Reglas que a menudo son negativas o incluso perjudiciales para los ciudadanos de segunda y tercera clase, ya que frecuentemente consideran que lo es el resto de la población. Jugadores que muchas veces esconden sus riquezas en paraísos fiscales.

Este sistema impuesto por una mentalidad enferma solo puede cambiarse cuando se establezca y desarrolle ampliamente una estrecha cooperación de todos los afectados.

Mundo ético fuerte

Un futuro sostenible y justo para todos solo se puede lograr cuando la aldea global se organice y se gestione de una manera diferente. Todo requiere una mentalidad diferente. O, más bien, requiere que la mentalidad que gobierna el mundo ahora sea reemplazada.

Esta nueva mentalidad necesita abandonar los principios impuestos por los líderes gobernantes de hoy (no raramente miembros de clubes o grupos secretos).

La economía y la política, tal como se aplican hoy, no pueden sostenerse. Ni siquiera para los propios líderes gobernantes (solo podemos esperar que se den cuenta de esto pronto).

Su ansia por cada vez más dinero y riqueza los ha hecho ciegos y sordos al elemento más esencial para todas las personas y el mundo: la humanidad o ser humano. La falta de humanidad es la razón principal detrás de muchos de los problemas en el mundo: inestabilidad social y caos, conflictos, guerras, cambio climático, degradación de la Naturaleza…

Humanidad

La humanidad o ser humano implica el respeto por los valores humanos básicos, como la honestidad, la justicia, la no-violencia, el respeto por las personas, el respeto por la Naturaleza, la equidad, la solidaridad … Estos valores ahora son frecuentemente descuidados y violados. Por personas, por empresas y por países. Abierta o encubiertamente.

Fortaleciendo estos valores

Fortalecer estos valores a nivel local, nacional e internacional debería convertirse en una prioridad para todos aquellos que desean que las cosas realmente cambien para mejor.

¿Por qué no intentar hacer que las personas, las empresas y los países que descuidan y violan estos valores sean más conocidos por la mayor audiencia posible (consumidores)? Las tecnologías modernas ofrecen muchas posibilidades (por ejemplo, una aplicación que escanea el código de barras y que inmediatamente te dice si un producto es “justo y honesto”). Si los consumidores pudieran estar mejor informados y más rápidamente sobre los productos y servicios “injustos”, podrían negarse a comprarlos y, en consecuencia, presionar a quienes los producen y venden para que cambien.

Naciones Unidas

Las Naciones Unidas deben ser reformadas con urgencia. En la actualidad, esta institución a menudo no es más que una plataforma para discusiones entre países con intereses y objetivos divergentes. Intereses y metas que difieren mucho, porque los valores humanos básicos son descuidados y violados. Estos valores deberían convertirse en el nuevo credo de las Naciones Unidas renovadas, para que finalmente puedan progresar a la velocidad moderna.

Siendo fuertes cooperando

Es de poca utilidad luchar entre vosotros a nivel local o nacional, mientras que ciertos países y/o grupos y empresas continúan infringiendo estos valores humanos básicos. Sus prácticas injustas e inadmisibles hacen la vida más complicada para la mayoría de las personas.

Este mundo necesita una cooperación global para cambiar realmente la mentalidad que domina la política y la economía ahora. Debería hacer que la voz contra la injusticia se escuche con más frecuencia y más intensidad. Especialmente a nivel internacional. Es la única forma de detener los abusos y la explotación de las personas y de la Naturaleza.

Para obtener ideas sobre cómo fomentar los valores humanos y sobre varios proyectos basados en ellos, visita cleanthisworld.org y globalpeacecharter.org.

Muchas gracias por tu cooperación y que tu propia voz ayude a hacer que la voz contra la injusticia se haga cada vez más fuerte, ya no pudiendo ser ignorada.

Danellandia – Pax Mundi
www.danellandia.org

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2020