Carta a los líderes mundiales

Las crisis económicas, financieras y políticas se suceden.

Muchas personas están preocupadas y confundidas acerca de lo que el futuro les traerá a ellos y a sus hijos.

Muchos ya no confían en sus líderes y votan por nuevos partidos simplemente por protesta.

Este mundo necesita un sistema alternativo basado en el respeto de los valores humanos básicos.

Carta abierta a los líderes

Estimado líder:

Las crisis económicas y financieras se suceden. Traen incertidumbre e inestabilidad. Los gobiernos parecen no saber qué dirección tomar. Las protestas son siempre más frecuentes. Afecta no solo a los países desarrollados, sino a todos los países.

Le pedimos leer este artículo atentamente y juntarse con los líderes de todos los países para ayudar a implementar la Carta global de la Paz. También se podría llamar el Plan de Supervivencia de la Tierra.

Si no está Ud. convencido, le rogamos que visite nuestro sitio www.danellandia.org para ver como Danellandia y este plan se formaron el 28 de marzo de 2004. Sí, hace algunos años y bien antes de la primera gran crisis financiera del 2008.

Es hora de construir un mundo mejor y más justo para todos.

Deseamos que esta generación sea conocida en los libros de historia como la que salvó al mundo y no como la que lo arruinó.

Plan de salvación – plan global de sustancia

La actual crisis no es solo una crisis económica. Es una crisis de toda la sociedad. Es una crisis global y mundial.

La razón principal de la crisis es la falta de humanidad en muchos campos de la actividad humana, así como la obsesión excesiva con el dinero y con cosas materiales. Esta obsesión, que rinde ciega a mucha gente para ciertos principios y valores, ha llevado a varios tipos de violencia. Algunas personas están dispuestas a hacer cualquier cosa para conseguir siempre más dinero. Algunos hasta cometen violencia extrema y matan o mutilan a otra gente.

La degradación de la Naturaleza es violencia, dado que el respeto por la Naturaleza es un valor humano de base. La contaminación deliberada de la Naturaleza es un crimen contra la humanidad. ¿Por qué se sigue quemando combustibles fósiles cuando todos sabemos que esto hiere a la Naturaleza y a la gente tan gravemente?

En muchos países y regiones hay guerras para defender a un sistema socioeconómico y político que es tan imperfecto y que causa daños, dado que no tiene los fundamentos correctos. Algunos desarrollan y usan armas letales para imponerles este sistema a otros. Algunas de estas armas hasta ponen en peligro la existencia misma en este planeta.

Pobreza es violencia

La pobreza es una forma de violencia también. Mucha riqueza se basa en la pobreza de otra gente. Muchos países tienen materias primas, pero siguen siendo pobres. Puede ser aceptable en algunos sistemas económicos, pero no del todo en un sistema basado en la humanidad.

La explotación comercial es otra forma de violencia. Mucho dinero se acumula a expensas de personas que no tienen otra alternativa que comprar los productos. Muchas veces, los consumidores dependen de los que tienen (el monopolio de) los productos. La humanidad ve a la explotación comercial como abuso de poder.

Esta lista se podría completar con otros tantos ejemplos. Todo ilustra que nuestro mundo se encuentra en una crisis que no es tan solo financiera. Es una crisis de humanidad o, mejor dicho, de la falta de humanidad.

Hace un par de años, el Presidente Nicolas Sarkozy dijo que somos la última generación a poder salvarle a este mundo. En Danellandia, se escribió esto ya en 2004, cuando se constituyó la campaña de paz.

Por eso, no es suficiente combatir la crisis financiera. Todo tipo de actividades humanas deben ser replanteadas y recibir una inyección de humanidad. El plan de salvación tiene que ser un plan global de sustancia.

Abajo, hemos recogido algunas ideas para restablecer los valores humanos y para instaurar la paz para la Naturaleza y para el Hombre. Las ideas no son exhaustivas.

Plan global de la Paz

La degradación de la Naturaleza debe ser reducida urgente y drásticamente. El desarrollo de energías limpias debe ser una prioridad. Los combustibles fósiles deben ser reemplazados cuanto antes. Se debería crear al USE o United for the Survival of the Earth. Todos los países deberían contribuir con su mejor inteligencia, su más avanzada tecnología y su poder financiero para desarrollar energías limpias. Los miembros más acaudalados de nuestra sociedad deberían participar financieramente también. El dinero gastado en la exploración del Espacio o en muchos otros experimentos científicos debería ir dirigido – en parte – al USE. La Tierra necesita energía limpia ahora mismo y no queda mucho tiempo.

Todos los océanos fuera de la zona de las 200 millas y los dos polos deberían ser declarados propiedad de la Humanidad. La exploración de los recursos debe ser regulada de manera responsable y tiene que beneficiarle a toda la Humanidad y no solo a unos pocos países. Más en www.oceansforall.org.

Las razones detrás de las guerras y de los conflictos deben ser abordadas de manera extensiva y seriamente. El sistema actual socioeconómico y político debe ser substituido por un sistema basado en la humanidad o en el summum bonum – o sea en el bien supremo que se alcanza por la máxima aplicación de los valores humanos. Este nuevo sistema se llama el sumonismo.

La pobreza – frecuentemente la razón detrás de las guerras y del terror – tiene que combatirse más fundamentalmente y con más vehemencia. Los países ricos deberían dedicar más que el 0,7 por ciento de sus ingresos (el porcentaje es mucho más bajo para muchos países) a la ayuda y al desarrollo de los países pobres. La enseñanza debe ser una de las prioridades. El comercio equitativo y precios justos para las materias primas son otras dos prioridades absolutas.

Enseñanza

La humanidad o los valores humanos deben ser promovidos a través de la enseñanza, de los medios de comunicación y de otros canales. A la violencia no se puede ya tratar como entretenimiento. A los niños no se les debe instigar que tienen que ser duros, sino que la paz tiene tantos beneficios a no descartar. Los niños deben aprender a reaccionar a la violencia de manera pacífica y a controlar la violencia en sí mismos.

Las religiones deberían condenar a todos los tipos de violencia de manera categórica y deberían considerar como prioridad a la reconciliación entre las opiniones divergentes sobre Dios. Las creencias religiosas no deberían ser razones para hacer la guerra o sembrar el terror. Dios representa la paz y la humanidad, la paz siendo el respeto por los valores humanos. Por consiguiente, defender los valores humanos significa defender a Dios.

Nuestra sociedad debe aprender que la riqueza material no te hace destacar realmente. La solidaridad y la generosidad son las cualidades a desarrollar y a preferir. La sociedad tiene que darse cuenta que menos significa más: menos materialismo y más felicidad.

Nuestra sociedad debe dar a todos el sentimiento de pertenecer a ella. No debería imponer expectativas absurdas e idealizadas de la perfección. Esto reduciría la frustración de muchos niños y adultos. Reduciría el número de problemas psicológicos, el uso de drogas y la violencia.

El uso de substancias químicas artificiales en la alimentación pone en peligro la salud de la gente y de la Naturaleza. Debe reducirse el uso de estas substancias y terminarlo cuanto antes. El uso de las mismas para esconder la baja calidad de los ingredientes es totalmente inaceptable.

La creación de una nueva moneda mundial – el ético – acabaría con el poder exagerado de los especuladores en este mundo. Permitiría sacar del mercado al dinero sucio obtenido a través del uso de violencia de todo tipo. Los paraísos fiscales tienen que ser reformados y “solidarificarse”.

Son algunas de las ideas para el Plan global de la Paz. En las” cartas objetivo” y bajo “proyectos” en el sitio web principal, se desarrollan algunas más.

La crisis actual es bien seria. Muestra claramente los defectos de los principios que mantiene la sociedad hoy día – muchos de ellos controlados y dirigidos excesivamente por el dinero. La crisis no se podrá resolver si no se promueve a los valores humanos o a la humanidad en todos los campos de la sociedad y a escala mundial.

Solamente podrá resolverse si todos los países colaboran, sin distinción de razas, culturas, ideologías políticas o religiones.

El planeta Tierra precisa este plan global de la Paz. Todos lo necesitamos. Todos tenemos que mostrar que nos importan las personas y la Naturaleza y que estamos dispuestos a contribuir al plan para cambiar y al salvar a este mundo.

Visite por favor también a www.globalpeacecharter.org para más informaciones.

Muchas gracias por su atención y atentos saludos,

Danellandia – Pax Mundi
www.danellandia.org

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2020