Carta de la Paz – parte I

Respetamos a todos los países, a todos los seres humanos y a la Naturaleza como socios en un proyecto global de la Paz que aspira a:

  • la paz para la Humanidad
  • la paz para la Naturaleza
  • la paz entre las religiones.

Reconocemos que este mundo aún está sometido a muchos problemas que requieren ser abordados a escala mundial con el fin de construir un mundo mejor y más justo:

  • la degradación de la Naturaleza
  • la combustión de combustibles fósiles
  • la pobreza
  • la injusticia social y la exclusión
  • la distribución de materias primas
  • las guerras y el terrorismo
  • la criminalidad (relativa a las drogas y la codicia financiera)
  • la baja apreciación social de los valores humanos
  • la explotación comercial
  • los conflictos relativos a diferencias religiosas.

Nos realizamos que los actuales sistemas económicos y políticos no pueden ser mantenidos, dado que dañan seriamente e irreparablemente a la Naturaleza y al Hombre y que ponen en peligro la supervivencia del planeta Tierra:

  • muchos procesos de producción dañan a la Naturaleza y a la gente
  • muchos sistemas políticos y económicos demuestran una falta de suficiente solidaridad, no solo entre las personas en un mismo país, sino también entre los países y grupos de países
  • parte del poder económico y político actual se basa en la distribución no equitativa de recursos en el pasado y en la actualidad (finanzas y materias primas)
  • parte del poder económico y político actual se basa en la promoción e implementación de valores erróneos, dando amplia prioridad a las consideraciones financieras
  • muchos productos que dañan a la Naturaleza y a la gente son aún utilizados porque generan (altos) ingresos y porque los beneficios a corto plazo parecen ser más importantes que los daños a largo plazo
  • el dinero y la falta de dinero largamente dominan el proceso de decisión y la resolución de problemas
  • sistemas divergentes de impuestos y paraísos fiscales son un estímulo a los que obtienen dinero de manera ilícita.

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2020