Informe desde el planeta Ombra

Informe sobre la Tierra a la gente del planeta Ombra.

La Tierra está demasiado dividida y violenta para establecer una sociedad con Ombra.

Queridos co-planetarios,

Estamos contentos de estar de vuelta de nuestra misión en la Tierra. Este planeta parecía muy prometedor, pero después de visitarlo, nos decepcionó bastante la civilización que encontramos allí, o más bien la escasez de ella.

La Tierra es bella y podría ser aún más bella, pero considerando todas las cosas, es demasiado hostil para establecer un contacto directo o establecer una sociedad´con ella.

El entorno natural es muy similar al de Ombra, pero la forma en que se trata a la Naturaleza allí es simplemente increíble. Se le trata de forma depredadora. Los terrícolas deliberadamente la dañan y no invierten lo suficiente en hacer o mantener saludable a la Naturaleza. Los terrícolas o al menos muchos de sus líderes no parecen entender que están agotando a la Naturaleza y por lo tanto poniendo en peligro la supervivencia de la Tierra misma.

Muchas actividades humanas todavía causan mucha contaminación y por consiguiente dañan la salud de la Naturaleza y de los propios terrícolas. Muchos miles de ellos mueren o se enferman como resultado de la contaminación.

La Tierra está dividida en unos 200 países diferentes. Algunos de ellos están más avanzados que otros en términos de desarrollo económico y tecnológico. Algunos países son extremadamente pobres, dejando a millones de terrícolas muertos por la falta de alimentos y agua o por la falta de atención médica básica.

Enormes diferencias

¿Por qué tantas diferencias? A lo largo de la historia de la Tierra, diferentes tribus, pueblos y países han luchado entre sí por diferentes razones, siendo las principales la propiedad de la tierra y otros recursos, la lucha por el poder, la explotación de otras personas, la recolección de dinero y prestigio, la superioridad religiosa… Esto ha llevado a la pérdida de cantidades increíbles de dinero y de personas y a la destrucción (de recursos y personas). La destrucción continúa y continúa, con el desarrollo continuo de nuevas y más destructivas armas, siendo la creencia dominante que la violencia tiene que ser combatida con violencia. Se hace muy poco para combatir las razones de la violencia.

Capitalismo

El sistema económico de la Tierra, llamado capitalismo, permite que estas diferencias se perpetúen e incluso se fortalezcan. Un grupo limitado de terrícolas puede acumular enormes riquezas, a menudo explotando a otros terrícolas. Muchos de los productos que se venden en la Tierra se fabrican en países con salarios bajos y con una legislación limitada para proteger los derechos humanos y el medio ambiente. Los trabajadores a menudo tienen que trabajar largas horas en condiciones abominables y cobrar muy poco en comparación con el precio que los consumidores tienen que pagar por esos productos.

Incluso en los llamados países más desarrollados, las diferencias entre los distintos grupos de la población son a menudo enormes. Un sistema prácticamente interminable y complicado de leyes y normas impuestas por una amplia gama de partidos políticos – más o menos vinculados a los distintos grupos de la población – permite que algunos grupos obtengan un “trato preferencial” en comparación con el resto de la población.

Algunos terrícolas pueden ganar hasta cien veces más que otros por razones que nosotros, los ombranos, no podemos entender. Algunos terrícolas pueden incluso esconder sus riquezas – a menudo obtenidas ilícitamente – en los llamados paraísos fiscales y evadir el pago de impuestos en sus países de origen, aunque utilicen la infraestructura y los servicios allí.

Estas enormes diferencias contribuyen a tensiones, conflictos y guerras. También contribuyen a la delincuencia, que es bastante alta y a menudo increíblemente brutal.

Materialismo

El sistema educativo en la Tierra parece centrarse más en los valores materiales que en los valores humanos. Se capacita a los jóvenes para que encajen en el sistema económico y financiero que asfixia a la Tierra y a sus habitantes. Se presta muy poca atención a enseñar a los niños cómo construir una sociedad en la que las personas trabajen juntas y donde se traten unas a otras y a la Naturaleza con respeto y honestidad, en lugar de competir entre sí en formas que conduzcan a esas enormes diferencias, conflictos y destrucción.

Nivel inferior

La Tierra es un lugar hermoso y la mayoría de sus habitantes son amantes de la Paz. Muchos terrícolas se preocupan los unos por los otros y por la Naturaleza. A muchos de ellos les gustaría que las cosas fueran diferentes. Pero el sistema que gobierna la Tierra – con sus muchos países diferentes e intereses divergentes – oculta o destruye en gran medida los elementos positivos que allí se encuentran.

Todo esto demuestra claramente que la civilización en el planeta Tierra no ha alcanzado el mismo nivel que la nuestra. Si los terrícolas siguen compitiendo y luchando entre sí como lo hacen ahora, si no tratan a la Naturaleza con el debido respeto y no tratan a todos los habitantes de la Tierra con respeto y cuidado, probablemente nunca alcanzarán el nivel de civilización que tenemos.

Esperamos que la Tierra empiece a aprender realmente de las muchas – a menudo horribles – lecciones de su pasado y cambie para mejor para crear una sociedad basada en la cooperación y no en la dominación (por razones que hacen que la vida de muchas personas inocentes en la Tierra sea inaceptablemente cruel e incluso letal).

Por lo tanto, no nos comunicamos directamente con ningún terrícola ya que consideramos que carecen de las cualidades adecuadas para establecer una asociación con ellos. Además, sus sistemas de comunicación no son realmente tan avanzados, ya que su enfoque es muy diferente y en su mayoría competitivo.

Muchas gracias.

Equipo de Misión a la Tierra de Ombra

(este informe es de ciencia ficción)

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2019