Ético – nueva moneda mundial

El dinero hace que el mundo gire. ¿De verdad?

El lavado de dinero y los problemas relacionados se han convertido en un problema importante en todo el mundo.

En muchos casos, la desigualdad entre ricos y pobres es el resultado de dinero obtenido indebida y/o ilícitamente.

Una nueva moneda que reemplace a todas las demás sería un medio para traer más transparencia y justicia al mundo de las finanzas y a la sociedad en general.

El mundo actual está dominado por el dinero y por las instituciones financieras. Una situación insana e insostenible.

El dinero lleva a tantos abusos, explotación comercial, violencia, problemas psicológicos…

El mundo actual precisa fortalecer la humanidad o los valores humanos en todos los sectores de la vida y de la sociedad. El Global Peace Charter o Carta global de la Paz debería ser adoptado por los gobiernos, instituciones (financieras y otras), organizaciones y por el público en general.

Una nueva moneda, el ético (nombre mundial y derivado de la palabra ético), debe introducirse gradualmente en el mundo entero para reemplazar a las monedas existentes con el fin de reducir los abusos y aumentar la equidad y la honestidad.

Fondo global de la Paz

Una nueva institución, el Fondo global de la Paz, debe ser creada para traer valores reales al mundo financiero y al mundo en general. La pauta para el FGP serían los valores humanos como explicados en el Global Peace Charter.  

El ético traería confianza y dirección. Una sola moneda mundial acabaría con la necesidad de lanzar rumores (a menudo falsos para influir al mercado) y de especular sobre la base de estos rumores.

Simplificaría el funcionamiento del sistema financiero (donde la complicación es hoy vista como una fuente de poder).

El ético permitiría controlar el llamado dirty money o dinero sucio obtenido a través de actividades que causan daño a la gente y/o a la Naturaleza y que implican todo tipo de violencia.

El FGP sería un fondo de solidaridad en una escala jamás vista en la historia. El dinero actual en las varias monedas sería cambiado al ético y el 1 al 5 por ciento (o más dependiendo de la suma) sería deducido y transferido al Fondo con el fin de invertirlo en proyectos humanitarios y de cuidado de la Naturaleza en el mundo entero.

Las crisis financieras muestran claramente que los gobiernos están dispuestos a gastar billones en salvar a los bancos. ¿Por qué no muestran la misma disposición para salvar al planeta y para combatir la degradación de la Naturaleza, la pobreza, la injusticia social, la explotación comercial y tantos otros problemas que ponen en peligro este planeta y nuestra sociedad?

Solidaridad


Con el beneplácito de los gobiernos de alto grado humanitario se podrán imprimir más éticos para financiar las inversiones que la Tierra necesita. Hoy, son varios los que se atreven a pensar en reducir las inversiones destinadas a combatir el cambio de clima, cuando está claro que se debe invertir más.
 
Los éticos de solidaridad estimularían el desarrollo y el empleo, mientras que crearían un sentimiento mundial de solidaridad y de pertenecer.
 
Los pobres de este mundo finalmente sentirían que alguien quiere ayudarles de verdad.
 
El FGP tendría que invertir también en programas que visan aumentar la conciencia de los valores humanos en la política, la enseñanza, los medios de comunicación… La humanidad lleva a la paz. La paz con sí mismo, con los otros y con la Naturaleza. La paz hace parte de la vida verdadera.
 
Este proyecto del ético y del FGP puede quizás parecer bastante ambicioso. Pero, ¿realmente debemos esperar hasta que el cambio del clima y la degradación de nuestra sociedad llevan a una situación irreversible, donde las acciones ya no tienen efecto?
 
El FGP debe conducir al cambio de la mentalidad que este mundo precisa urgentemente. La Naturaleza lo está pidiendo desde hace un tiempo, pero nadie parece escucharle. Debe ser frustrante y decepcionante.

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2021