Enseñanza

El materialismo excesivo le rinde a mucha gente ciega a los valores reales de la vida, como la amistad, la solidaridad y el amor.

Esto lleva a que la presión y el impacto en la Naturaleza sea insostenible y a que crezcan los desequilibrios en toda la sociedad.

La vida para mucha gente en el mundo entero no es nada fácil.

No solamente para la gente de los países pobres – donde ni siquiera se pueden cubrir las necesidades básicas, como la comida, la vivienda, la enseñanza y los cuidados médicos. Sino también para cada vez más gente en los países más desarrollados. Allí, la vida es cada vez más cara, porque los precios para muchos productos y servicios no paran de subir. A menudo, porque las empresas quieren siempre aumentar sus beneficios o porque hasta los médicos quieren siempre ganar más.

Muchísima gente cree que siempre tiene que comprar cosas nuevas para realmente contar como persona. Mucha gente cree que tiene que comprar automóviles caros, joyas exclusivas y cosas similares.

Materialismo

El materialismo excesivo hace que mucha gente sea ciega ante los valores reales de la vida, como la amistad, la solidaridad y el amor.

A la vez, el materialismo ha conducido a una presión sin igual sobre la Naturaleza y también a grandes desequilibrios en nuestra sociedad.

Ya antes de que realmente tengan conciencia de esto, a los niños pequeños se les enseña a ser consumidores ideales, que siempre compran nuevos productos y que compiten con sus coetáneos y sus vecinos con respeto a salarios y productos comprados y mostrados.

Muchos piensan que para realmente ser alguien en la vida, hay que tener muchas posesiones materiales…

Desafortunadamente es lo que mucha gente piensa y este pensamiento mismo es muchas veces promovido por la enseñanza.

La enseñanza debería subrayar la importancia de los valores humanos en la vida. La importancia de la humanidad o estos valores como guía o baliza en la vida. La enseñanza no debería estimular el materialismo excesivo, sino ayudar a reducirlo.

Respeto

El respeto por los valores humanos y la comprensión de los mismos podrían ayudarles a las personas a saber lo que verdaderamente importa en su vida. Podrían estimularles a contribuir a una sociedad con menos exclusiones, menos trastornos psicológicos y menos violencia.

DANELLANDIA

Danellandia se creó el 28 de marzo de 2004, después de un grave incidente que drásticamente cambió nuestra vida.

Se basa en discusiones sobre este mundo y sus muchos problemas con personas de diferentes orígenes, países, religiones y edades.

Danellandia definió 25 valores humanos como la base de su campaña para hacer este mundo mejor y más justo en muchos campos de las actividades humanas: política, economía, medios de comunicación, relaciones personales, educación, cuidado de la Naturaleza…

Puedes ayudarnos a promover estos valores compartiendo el material de este sitio.

Conviértete en un danellandiano o amigo de la Paz promoviendo los valores humanos para impulsar la paz.

Este mundo necesita personas y líderes que pongan a la humanidad en primer lugar y no al dinero ni al poder. Personas y líderes que se unen en lugar de crear tensiones, divisiones y conflictos.

Los valores humanos fuertes son un pasaporte para un futuro sostenible.

¡El mundo de la Paz es posible!

NEWSLETTER

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

CONTÁCTANOS

PRIVACIDAD: tus datos se quedan en Danellandia

© Danellandia 2021